22 Nov

Estudios de grabación emblemáticos: Moderando en el Pr1mer Encuentro de Especialistas en Audio

Participar en el Pr1mer Encuentro Internacional de Especialistas en Audio de la Fonoteca Nacional, refuerza mi compromiso por indagar más a fondo en todas las áreas de la industria audiovisual.

El audio para la mayoría de las personas es simplemente un concepto tan vago como “sonido”, “ruido”, “escándalo” o “estímulo”. Para los reunidos en el auditorio de la Fonoteca Nacional y los ponentes de la mesa “Estudios emblemáticos” es elemento vivo de la física que se puede transformar en cielo o infierno.

Sueños y desvelos tormentosos que rayan en lo demencial… ¿ 250 o 455 Hz?, ¿cambiamos el pre-amplificador?, ¿probamos otro micrófono?, ¿a qué hora cierran la comida a domicilio?, ¿le decimos que canta feo? Preguntas que a veces son la diferencia clara entre cerrar la sesión con tiempo de sobra o agregar 2 horas más para retocar algún sonido grabado que posiblemente no acabe en la mezcla final. Ellos le llaman apoyar al artista… un contador diría que es pérdida para la empresa.

Cualquiera dejaría de lado ese detalle y simplemente omitiría al desagradable sonido. Para ellos es reto y religiosidad obtener la parte más preciada de una interpretación, como si extrajeran un diamante incrustado en roca de granito, con la delicadeza necesaria para no “perturbar” al artista. Y por si fuera poco, un reloj como enemigo jurado que va consumiendo paciencia, cordura, desvelo y descanso mientras se desarrolla la sesión.

Con todo esto en mente me aposté frente a 10 ponentes de esta realidad que pocos hemos pasado y que debería agregarse (para esta y otras profesiones en el ámbito de las industrias creativas) como concepto a la facturación del SAT por “riesgos de cordura mental”, hacerla deducible e integrarlo como enfermedad de cuadro básico al seguro popular.

Ahí estaban para suscribir la mesa más grande del Encuentro, Francisco Miranda de Estudio 19, Ángel Sananda y Raúl Navarro de SOGA Recordings, César Valenzo y Carlos González de Valenzo Studios,  Alexander Reyes y Alberto Sandoval de Uga Uga Studios, Luis Gutiérrez Cruz, Rubén Rodríguez y Emiliano Anaya de Estudios Noviembre. Y con ellos la apertura hacia temas poco explorados ante la importancia del estudio de grabación en las industrias creativas.

¿Cómo podemos definir un estudio emblemático?

“El estudio emblemático es aquél que integra un servicio de alta calidad con pasión por el trabajo que están realizando”, apuntó en primera instancia Francisco Miranda de Estudio 19. Ángel Sananda reforzó que es necesario entender la importancia que “nuestro trabajo como creativos y  personas a la que los artistas confían sus sueños. Por eso el reto es seguir preparándonos”.

Varios fueron los temas que surgen alrededor del estudio de grabación. Su misticismo, la unión entre técnica, sensibilidad y calidad, la responsabilidad de mantenerse vigentes ante la práctica de algunos artistas al grabar sus materiales en otros países, en búsqueda de “glamour”. Luis Gutiérrez de Estudios Noviembre mencionó “nuestra responsabilidad es hacer mejor las cosas y mostrar al cliente que aquí (en México) también hay cosas a las cuales sacarles provecho y que valen la pena”. Existe el consenso de que ese tipo de elecciones provienen de decisiones en producción, tal vez con el ánimo de agregar valor y reducir costos.

Rubén Rodríguez, también de Estudios Noviembre agregó, “me ha tocado ver que el artista antes de saber con quién lo va a mezclar, lo piensa mezclar en Nueva York. Eso si puede ser un modo de pensar que está sesgando tu criterio. ¿Y los artistas mexicanos están grabando más o menos en México? Una respuesta concreta que tiene muchas perspectivas para analizar. Por un lado ha bajado el uso de estudios de grabación en proporción a las necesidades de cada proyecto, es decir, se utiliza en algunos casos solamente para grabar ciertos instrumentos y continuar con la producción en los estudios personales.

Por el otro lado, la cantidad de artistas internacionales que empiezan a considerar a México como una base creativa ha ido en incremento para estos estudios. La interacción entre los mismos estudios para complementar un proyecto musical están mucho más abiertos ahora que hace algunos años. Se empieza a crear una conciencia de negocio colectivo, lo que hasta hace un par de décadas se pensaba imposible, pues al visualizar a los estudios de grabación como negocios de gestión administrativa, implicaba aislarlos para afrontar la coexistencia hacia la competencia.

También hablamos de la calidad creativa, musical y conceptual, las ventajas de ser un país nodo entre las culturas latina y americana, educación en producción para las nuevas generaciones, relación calidad-precio, el estudio como un centro de experiencias creativas. Y la conferencia eclosionó hacia la propuesta.

Crecer unidos hacia una mejor calidad de los productos antes de la producción, la responsabilidad de educar al escucha final compartida o dirigida, la pérdida de elementos creativos en favor de la velocidad de lanzamiento, reforzar los programas académicos en favor de la calidad sonora, mirar las posibilidades de conocer mejor a las demás áreas que integran a la producción de audio, trabajar con las disqueras en la ampliación de sus deadlines a partir de mejores protocolos de organización, fueron tan solo algunos de los temas reconocidos por los ponentes.

Así inició mi participación en este Pr1mer Encuentro Internacional de Especialista de Audio en la Fonoteca Nacional como moderador.

Ha sido inspirador ver a la mesa compartir una visión común, respetando los puntos de vista, construyendo y retroalimentando ideas para trabajar en una dinámica de sinergia entre la industria, la educación, el cliente y los estudios de grabación emblemáticos.

Ha sido reconfortante porque a través de las generaciones que estos estudios abarcan con el tiempo de experiencia y arranque que tienen, se puede observar un anhelo de incentivar una profesionalización integral más allá de los aspectos técnicos, sino en educación, negocio de la música, organización conjunta y visión de sector creativo.

Aún estarían por venir la conferencia Industria Musical 4.0: Una industria musical diferente en México es posible y la mesa de El audio en el ámbito académico. Pero sin lugar a dudas, el documento audiovisual generado para este proyecto dejará muy en claro, que los estudios de grabación emblemáticos, no solamente participan de la vida musical de este país, sino que dejan claro que quieren cimentar un camino sólido para otras generaciones y que este espacio de diálogo, tiene la gran oportunidad de volverlo una realidad.

Te invito a visualizar esta conferencia a través del canal de la Fonoteca Nacional en YouTube.

Agradezco a los ponentes, a Luis García y todo su equipo confiarme esta labor, porque participar de ello de forma tan aleccionadora, interesante y motivante, así lo quiso el destino.

 

 

 

Rafa Mendoza es asesor estratégico para la industria musical.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *